El Nuevo Orden

El Nuevo Orden

Illuminatis, conspiraciones, extraterrestres. La verdad no es como nos la cuentan.

La misteriosa muerte de Barnaby Jack

agosto 24, 2014|Asesinatos
Barnaby Jack en una conferencia.

Barnaby Jack en una conferencia.

Para cualquiera que esté leyendo esto el nombre de Barnaby Jack no le sonará de nada. No obstante, dentro de la comunidad hacker era una persona popular.

Su nombre completo era Barnaby Michael Douglas Jack y nació el 22 de noviembre de 1977 en Nueva Zelanda. Se hizo muy conocido en una conferencia que dio en 2010. La conferencia se llama Black Hat y se celebra periódicamente en distintos lugares. La conferencia que dio Barnaby aquel año era especialmente llamativa y por eso lo hizo tan popular: demostró cómo podía hackear el sistema operativo de cajeros automáticos para que dispensaran dinero de manera fraudulenta. La técnica consistía en instalar un malware aprovechando la débil seguridad del sistema operativo del cajero para que éste entregara una cierta cantidad de dinero.

Los descubrimientos de Barnaby no terminaron ahí. En el 2011 demostró en otra conferencia que podía manipular las bombas de insulina. Recordemos que las bombas de insulina son unos dispositivos electrónicos encargados de administrar dicha sustancia a los diabéticos. Barnaby Jack tomó el control de una de estas bombas sin ni siquiera estar en contacto físico con ella, aprovechó las capacidades inalámbricas de estos dispositivos para que suministraran unas dosis de insulina que habrían sido letales en la mayoría de los pacientes.

En el año 2012 sorprendió de nuevo al mostrar que también se podría asesinar a una víctima que tuviera un marcapasos. Barnaby tenía programada otra conferencia en el año 2013 en la que previsiblemente explicaría el secreto de la manipulación de los marcapasos, no obstante, moriría una semana antes de dar la conferencia.

Marcapasos. El dispositivo que Barnaby podía hackear.

Marcapasos. El dispositivo que Barnaby podía hackear.

La versión oficial afirma que Barnaby fue asesinado por su pareja, que le suministró un cóctel de drogas (la cocaína entre ellas). Sin embargo resulta complicado creer esto. El señor Barnaby dejó bien clara su habilidad informática para manipular dispositivos relacionados con la salud (las bombas de insulina y los marcapasos). Esa información era demasiado sensible como para dejarla libre, ese conocimiento nunca debía ser revelado. Por eso se sospecha que fueron las propias agencias de inteligencia estadounidenses las que asesinaron a este hacker con el objetivo de que nunca se liberara el secreto de los marcapasos y culparon a su pareja. Así, el gobierno norteamericano podría usar esta debilidad contra  los cientos de miles (incluso millones) de personas que dependen de estos dispositivos.

La muerte de Barnaby fue demasiado precipitada (fue una semana antes de la conferencia) como para ser producto de la casualidad. Barnaby Michael Douglas Jack murió en San Francisco con tan solo 35 años.

Deja un comentario